© Kavalenkava/stock.adobe.com

La zona de los Navigli es sin duda uno de sus lugares más encantadores y emblemáticos de Milán. Esta antigua red de canales, actualmente inoperativa, conforman uno de los barrios más animados de Milán, con muchas opciones para salir a tomar algo o a disfrutar del típico aperitivo.

 

Click para ver Hoteles en los Navigli


Historia de los Navigli

© OlivieroMattia/stock.adobe.com

Como una manera de agilizar el transporte de materiales y pasajeros, a finales del siglo XII, se puso en marcha un proyecto para dotar a Milán de canales de agua accesibles desde el mar.

De esta manera, el agua llegó hasta el mismísimo centro de la ciudad, llegando a tener más de 90 Km de longitud. Por dichos canales se transportó el mármol utilizado para construir la Catedral de Milán, por ejemplo.

Sin embargo, debido a su deficiente construcción, por años los canales presentaron innumerables problemas. Todo eso cambió en el siglo XV, cuando Leonardo Da Vinci mejoró considerablemente su funcionamiento.

 

Reserva un Tour en Segway por los Navigli

Los siglos de oro de los Navigli

© Alberto Ialongo/stock.adobe.com

El genio de Leonardo Da Vinci mejoró considerablemente el funcionamiento de los canales. De hecho, los canales llegaron a extenderse hasta el Lago de Como. Sus bocetos y diseños pueden verse en el Museo de los Navigli (Via San Marco, 40).

La mejora en los Navigli trajo como consecuencia un rápido desarrollo y prosperidad para Milán. Sin embargo, ya en el siglo XIX, con la llegada de trenes y tranvías dejaron de tener relevancia. Poco antes de 1930, la mayoría de los canales fueron tapados.

Actualmente, permanecen sólo dos canales principales: Naviglio Grande y el Naviglio Pavese. Cuentan con un gran ambiente y locales que abren hasta altas horas de la noche.

 

Click para ver Hoteles en los Navigli


Qué hacer en los Navigli

Los Navigli son uno de los barrios de Milán más apreciados. El periódico The New York Times llegó a clasificarlo como una de las 12 calles más bellas del planeta.

 

  • Naviglio Grande no sólo se ha vuelto popular por la vida nocturna que ofrece. También por las pintorescas casas de barandillas que invitan a rememorar la época de oro italiana.
  • Otros lugares para ir de compras son el Mercado Metropolitano, cuya gama de ofertas incluye comida y vino; y por supuesto, la Feria Sinigaglia, que ofrece varios puestos en donde puedes adquirir desde ropa y artesanías a productos gastronómicos típicos de Milán.
  • En Naviglio Pavese, serás testigo de unas calles más apacibles y menos concurridas. Si eres un nostálgico de la Europa antigua, visitar la provincia de Naviglio resultará una experiencia inolvidable.

En resumen, aunque está un poco más alejado del centro que otros barrios, es un sitio bien comunicado y con mucho ambiente. Pasear por sus calles y tomar un aperitivo o cenar en una de sus terrazas es algo indispensable para hacer en Milán.

Mapa

Center map

Más actividades en los Navigli