© frenk58/stock.adobe.com

El Palacio Real es una de las construcciones más imponentes de Milán. Tiene una gran importancia en la historia política de la ciudad, ya que fue sede del gobierno local durante muchos años.

En la actualidad, es un centro cultural y artístico, que exhibe importantes obras de arte. Está ubicado al sur de la Plaza del Duomo y cerca de la Galleria Vittorio Emanuele II.

 

Ver Hoteles cerca del Palacio Real de Milán


Historia del Palacio Real de Milán

© Kirill Neiezhmakov/Shutterstock

Originalmente se edificó en el siglo en el siglo XII como sede de gobierno en la ciudad. En aquel enconces se denominaba como el Palazzo del Broletto Vecchio.

Fue hogar de familias poderosas, como los Torrigiani, Visconti y Sforza, acostumbrados a celebrar actos aristócratas, ceremonias y recibimientos de gran renombre en su época. Asimismo, llegó a ser ocupado por María Teresa I de Austria, Napoleón Bonaparte, Fernando I y los reyes de Italia de la dinastía Saboya.

Durante el mandato de los Habsburgo, el palacio se remodeló al estilo neoclásico. El responsable del diseño fue el arquitecto italiano Giuseppe Piermarini, nombrado en 1769 como Arquitecto Real Imperial de la Lombardía Habsburg. El artista revistió las instalaciones y las salas de ornamentos inspiradas en el barroco.

 

© pierluigipalazzi/stock.adobe.com

La época de oro del palacio fue a partir de 1805, cuando Milán se convirtió en capital del Reino de Italia. Sin embargo, tras la Primera Guerra Mundial, los Saboya lo cedieron al Estado, y fue a partir de 1920 que comenzaron a realizarse exhibiciones en este espacio.

La estructura resultó afectada en bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial y se perdió parte de su esplendor arquitectónico. Tras su reconstrucción en 1951, fue abierto al público oficialmente como centro cultural, sede de muestras y exposiciones.

Visitar el Palacio Real

El Palacio Real de Milán exhibe importantes colecciones de arte de todo el mundo, algunas permanentes y otras temporales.

También cuenta con áreas destacadas como la Sala de las Cariátides, ubicada en la planta noble del palacio y que es la única recámara que sobrevivió a los ataques en 1943, en los que se perdieron los interiores neoclásicos.


Horarios

Lunes de 14:30 a 19:30 horas.
Martes, miércoles, viernes y domingo de 9:30 a 19:30 horas.
Jueves y sábado de 9:30 a 22:30 horas.

Precio

Entrada general: 12€. Tarifa reducida para niños o mayores de 65 años: 10€.

Transporte

Metro: Duomo, líneas 1 y 3.

Mapa

Dirección: Plaza del Duomo, 12.

Center map